El plan de la hepatitis C destinará 727 millones para tratar a 52.000 pacientes