Dolor y repulsa por el asesinato del turista español en Brasil