Huyó de Brasil por matar a su hijastro de tres años