El ICS propone a los sindicatos reducir sueldos o despedir a 1.500 interinos