La Iglesia católica congela la mediación ante las FARC hasta que asuma el nuevo Gobierno