Urdangarin abandona los juzgados de madrugada