La mujer rescatada junto a sus hijos de una vivienda en llamas estaba atada de pies y manos