India y Afganistán, los países más peligrosos para las mujeres