Indígenas retenidos por las FARC fueron 120, según organizaciones aborígenes