'Indignados' acampan ante el Pazo de Meirás para exigir su devolución