“Mi señoría aquí el interventor”