Inspectores de educación avalan el conocimiento del castellano