Internet y la colaboración ciudadana, un arma fundamental para combatir la delincuencia