Investigadores australianos confirman un defecto de seguridad en el motor de Airbus A380