El Estado Islámico proyecta el asesinato del piloto jordano en un cine en Raqqa