Israel pudo sedar a sus hijas antes de asfixiarlas en La Orotava