Condenada a vivir con su hijo discapacitado en un segundo piso sin ascensor