Jesús, además de azotado, fue torturado "para sacarle la verdad", según un juez