Los Jingle Cats, vuelven a casa