El ministro del Interior avisa a los mineros que este es "un conflicto sin solución"