José Bretón, en huelga de hambre