Los emprendedores evitan los créditos bancarios para financiar su negocio