El rey Juan Carlos tiene 20 días para contestar a la demanda de paternidad