Triste adiós al héroe de las riadas