Santiago del Valle intenta contactar con niñas mediante una ONG