Un emocionado Padilla recibe el alta médica