Jueces y fiscales extienden por toda Francia su protesta contra Sarkozy