La polícia requisa miles de juguetes peligrosos que se vendían en Madrid