Julio, agosto y septiembre, los más cálidos desde la década de los 70