Los padres madrileños podrán llamar Lobo a su hijo