Kate y William, el retrato oficial de su compromiso