La Duquesa de Cambridge vuelve a la escena pública