La emisora australiana que gastó una broma a Catalina Middleton dona fondos a la familia de la enfermera que se suicidó