'La niña más bonita del mundo' es rusa