La niña más bella del mundo deja la escuela por las pasarelas