“Infierno”, la palabra más repetida por los vecinos de La Palma