Se estrella en un Lamborghini a más de 300 kilómetros por hora