Un niño no tiene ganas de comer ni beber desde hace un año por una extraña patología