La policía vuelve a registrar Las Quemadillas en busca de más pistas