Lasquetty afirma que el verdadero perjuicio para la sanidad "sería no hacer nada"