El asesino confeso de Laura Luelmo es trasladado a la prisión de Morón por cuestiones de seguridad