Letizia, con los más pequeños