El número de infartos de miocardio se ha reducido un 11% desde la Ley Antitabaco