Flora pone en alerta a media España y convierte el país en una postal invernal