Llegan los Del Valle al juzgado