Llegan los jóvenes a Madrid