“Llegué a planear atracos para conseguir dinero y seguir jugando”