Llevan al cine la cara oculta de la vida monacal budista en Tailandia