La Ertzaintza no descarta ninguna hipótesis en la muerte del menor y busca a su padre