La policía ya tenía fichado con anterioridad al asaltante de la casa de Bárcenas